Qué es la mediación?

La mediación es una herramienta para ayudar a las personas, comunidades, empresas, instituciones y organizaciones a resolver sus diferencias de forma consensuada y pacífica. Puede tener una vertiente jurídica o no, dependiendo de si los acuerdos logrados tienen que ser ratificados judicialmente.

La figura del mediador

La mediación tiene sus orígenes en la figura del “hombre bueno” del Derecho Romano. La función del mediador es la de facilitador de la comunicación entre las partes que tienen un desacuerdo. Como tal facilitador de la comunicación una de sus funciones principales es la de crear un ambiente confortable en el que las partes que voluntariamente quieren lograr acuerdos, se sientan cómodos. También es muy importante que las partes sientan que la relación entre ellas durante todo el proceso de mediación es simétrica y equilibrada.

El papel del mediador es de total y absoluta neutralidad.

Ámbitos de aplicación de la mediación

La mediación es aplicable en cualquier tipo de conflicto entre personas, comunidades o entidades y en cuanto al derecho, en especial, se aplica sobre todo: en Derecho de Familia, especialmente si hay menores, en Derecho Laboral, en Derecho Mercantil (mediador concursal), Derecho Hipotecario, Bancario y en Derecho Civil. También es muy importante esta figura en el mundo de la empresa, sobre todo en relaciones entre socios y relaciones entre diferentes departamentos de organizaciones. Actualmente, se está estudiando su aplicación en Derecho Administrativo como requisito previo antes de ir al juzgado contencioso.

Experiencia profesional

Somos mediadores familiares desde hace más de 10 años y mediadores en todos los demás ámbitos desde el año 2010. Estamos registrados en el Registro de Mediadores habilitados por el Centro de Mediación en Derecho Privado del Departamento de Justicia de la Generalitat de Cataluña y en el Registro de Mediadores del Ministerio de Justicia y formamos parte de la Asociación de Profesionales de la mediación.